miércoles, 22 de agosto de 2012

HISTORIA DE LA OBSOLESCENCIA PROGRAMADA



El filamento era un invento de Adolphe Chaillet.   Invento su filamento para que durara. Es un secreto que el hizo, y se llevo a la tumba.

La formula para un filamento de larga duracion no es el unico misterio en la historia de las bombillas.
Un secreto mucho mayor es como y porque este humilde producto se convirtio en la primera victima de la obsolescencia programada.

El dia de Navidad de 1924 fue un dia especial. En Ginebra varios caballeros trajeados re reunieron con un plan secreto. Crearon el primer cartel mundial para controlar la produccion de bombillas y repartirse el pastel del mercado mundial. El cartel se llamo Phoebus.

Phoebus incluia a los principales fabricantes de bombillas de Europa y de Estados Unidos e incluso de lejanas colonias en Asia y África.    El objetivo era intercambiar patentes, controlar la producción y, sobre todo, controlar al consumidor.  Querían que la gente comprara bombillas con regularidad.

Si las bombillas duraban mucho, era una desventaja económica.

En un principio la meta de los fabricantes era una larga vida para sus bombillas. En 21 de octubre del 1871, numerosos experimentos dieron como resultado una pequeña lampara de enorme resistencia, con un filamento de gran estabilidad.   En 1881 Edison puso a la venta su primera bombilla, duraba 1500 horas. En 1924, cuando se fundo el cartel Phoebus, se anunciaban con orgullo 2500 horas de vida util y los fabricantes destacaban la longevidad de sus bombillas.

De modo que en Phoebus pensaron en limitar la vida de las bombillas a 1000 horas.

En 1925 se creo "El comité de las 1000 de vida" para reducir tecnicamente la vida util de las bombillas.
Mas de 80 años después Helmut Höge un historiador de Berlin, encuentra pruebas de las actividades del comité ocultas entre los documentos internos de los miembros del cartel. Empresas como Phillips en Holanda Osram en Alemania y Lamparas Zeta en España.

Aqui tenemos un documento del cartel.

"La vida media de las bombillas de iluminación general no debe ser garantizada u ofrecida por otro valor que no sea 1000 horas" 

 Presionados por el cartel los fabricantes realizaron experimentos para crear una bombilla mas fragil que cumpliera con la nueva norma de las 1000 horas. La fabricación estaba rigurosamente controlada para asegurarse que se cumplía la norma. Se montaron estantes con muchos portalámparas. en los que se enroscaba muestras de cada serie producida.

Compañías como Osram registraban meticulosamente la duración de esas bombillas. Phoebus, creo una complicada burocracia para imponer sus reglas. Los fabricantes eran multados severamente si se desviaban de los objetivos marcados. Aquí tenemos una tabla de multas de 1929 que muestra cuantos francos suizos debían pagar los miembros del cartel si sus bombillas duraban, por ejemplo, mas de 1500 horas. Ha medida que la obsolescencia programada surtía efecto la vida util empezo a caer. En solo 2 años paso de 2500 horas a menos de 1500. En los años cuarenta el Cartel ya había conseguido su objetivo. Una bombilla estándar, duraba 1000 horas.

Irónicamente, la bombilla, que siempre ha simbolizado las ideas y la innovación, es uno de los primeros ejemplos de obsolescencia programada.   En las décadas siguientes, se patentaron docenas de nuevas bombillas incluso una que duraba 100.000 horas,  pero ninguna llego a comercializarse. Oficialmente, Phoebus 'nunca existio'  pero su rastro nunca ha desaparecido. Su estrategia era ir cambiando de nombre. se llamaron "Cartel Internacional de Electricidad", y despues volvieron a cambiarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada